domingo, diciembre 03, 2006

mali sostenida

Me pierdo en los lunares,
oh mi deseo,
y despierto de ese letargo,

una mali sostenida,
este cuerpecito debería convertirse en nota musical,
para que al menos se oyera,

descalzos mis pies,
y atadas mis manos,
tan dura esta paz y esta luz,

los pinceles de reloj de domingo,
siempre corren tan lentos,

un ojo profundo que vigila,
maldice esta vida,
que no anda,
se revuelca,
para evitar los labios cuando queman,

pétalos de la rosa que se caen,
marchitos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal