jueves, noviembre 23, 2006

(escucha)

Detrás del silencio,
este silencio frágil,
y naces,
naces única,
mediante mi voz,
y traspasas el aire,
lo traspasas,
como veneno que se filtra por mi sangre,
(escucha)
Oh! Palabra.

Y ese pájaro tras los barrotes
de su vida
graznando,
gritando...
no puedo salir,
no puedo salir,
(escucha)
Oh! Amor.

Y llegar,
llegar,
volar hacia ese mar
donde la confusión no existe
lamiendo ese limón con azúcar,
recuerdo de niña,
(escucha)
Oh! Poder.

Bajo el lóbulo,
el de la oreja izquierda,
siempre quedó sorda mi derecha,
como si ese perímetro no pudiera ser descifrado,
con otro código,
es decir palabras sin sentido
que ruedan por el aire hacia un mar de confusión,
(escucha)
¿no es todo esto del amor una cuestión política?

despierta,
despierta,
como la luz que amanece
al descorrer las cortinas,
susurro
en un principio
esa voz,
tan débil,
débil,
como el nudo que siempre reside en mi garganta,
no consigo gritarte,
(escucha)
Oh! esta incertidumbre que me mata,
la espera...

Pronto,
pronto,
acércate
hacia esta loca que nunca duerme,
cabeza doliente,
me arrastro,
como arena que transporta el viento hacia la duna,
tu duna,
bajo ese pecho caliente que aguarda,
y esa piedra,
poema que duerme,
que no ha nacido
porque no ha sido creado,
(escucha)
cabeza, aquello que dicta mi conciencia,
Oh! Inspiración,
dónde te escondes...?

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger amoremachine ha dicho...

no, escucha tú, alma gemela

¿es una ironía eso de que buscas la inspiración?

joder yo lo más reciente que leo
te encuentro super inspirada y eso
me gusta.
el poema esta un poquito mejor que el anterior y así sucesivamente

ahora bien, también te digo que tú sabes de sobra dónde buscar la musa
o los musos

bersos.

3:20 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal