domingo, noviembre 19, 2006

Desnuda

Desnuda,
un cuerpo cubierto de versos,
de lágrimas del viento,
surcos de baba de caracol
en las raíces del tiempo,

me quito, me quito,
y quedo muda,
muda,
robada la palabra,

y rodando salgo entre las escaleras de tus dedos,
tinta,
puesta de sol en unos ojos opacos,
ocaso sin brillo,

muerte,
después de esa mentira blanca,
o negra verdad,

salgo a pasear entre las páginas de tus versos,
un horizonte que nunca alcanzaré,

y aún así me desatas,
abofeteas mis nalgas,
y pierdo los sentidos
y todo sentido de lo práctico,
amor,
dolor,

y ese verso tuyo que me llama,
que me entrega,
entretiene las horas que quedan de esta fecha,
noviembre,
que importa el día,

y me oprime una libertad,
la libertad del creyente,
una fe inalcanzable,

y entonces estallo,
me desbordo,
y sólo consigo estas palabras,
inconexas,
llenas de viento.
desnuda.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal