miércoles, noviembre 29, 2006

Respira

Desesperados minutos
fingiendo ladridos de perro,
aguantando el portazo de lágrimas de cocodrilo,

respira,

respira,

todo pasa,
la tristeza pasa como el ave en dirección a Madrid,

que silencio encierra este cuerpo deshecho,
sin compaña de la luna que redonda se aleja a su destino,
que abandona las tristes garras, del tigre triste,

faltando un mar en sus entrañas,
entrañas
abiertas de tantas nubes de sal y arena,

con un puerto acorazado
viviendo en las pupilas, la sequedad,
y en el corazón el olvido,
cabeza fabrica de tristeza,
y vacía del calor que se bebe por los labios,
lentos,
boca tan lenta
pero ágil espada,
doctorada en penas agrias
y guerras frías,

atropellados los minutos, los segundos y los días,
con los sentidos calvos, de tanto fuego,
dejando de estar a la merced
del ladrón que roba los pechos,
con la pluma hueca
la lluvia lavada en sueños oscuros,

una roca a vista de pájaro no deja de ser una roca.

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

respiro respiro
y además lo prefiero,
na nena
sigue con tu cosita esa, que te tiene con el tarro en el mundo de los mortales.
apiclate y estudia que esa es una buena opción
y además hay mucha gente que necesita de tu persona

maestros y poetas no hay muchos
de lo demás sí.
bsus

9:34 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tienes sentido poético. He venido a visitarte y me encuentro con tu/mi primer poema al que no le faltan imágenes eficaces y llenas de sugerencia. Adelante.

11:38 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Esto se avisa porque ahora como le explico al jefe que lloro por la tristeza que no quiere irse a los madriles.

2:03 a. m.  
Blogger Chasky ha dicho...

Muy buena la poesía aunque te deja un poso un poco triste en el cuerpo.

1:02 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal