jueves, enero 04, 2007

Mentira perfecta, perfecta ilusión que campanea,
no la escuches, no la oigas,
ahogado en un mar sin sal, sin colores que ofrecer,
una sed apagada con el placer tus labios,
detenedle, desencantadle,
cortar esa canción que siempre suena cuando pasa,
pago que sobrevive a los sueños,
sin papel para escribir,
para fumarme esos versos que nacen tras las esquinas,
tras la tormenta de mentiras,
marchita verdad que aparece tras el citado clamor
que trae tu alarido,
promesa que no vale nada,
el sabor del limón entre mis labios,
ojos de niña mala,
o buena que siempre apagan tu sonrisa,
y tu boca,
me miras como si fuese pecado,
siempre despierto afónica
entre las sábanas de mi soledad.

1 comentarios:

Blogger amoremachine ha dicho...

no sé si son dos poemas
o uno, pero en todo caso son
perfectos para hacer sentir mucho
a cualquiera que los lea, sigue
llenando de versos los rincones vacios.

vinieron los reyes anticipadamente trajeron palabras tuyas,
y yo tan feliz....ya sabes te aplaudo a cambio de tu sonrisa.

un bso........bueno dos.

4:35 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal