viernes, enero 12, 2007

Hoy














Cara lavada y recién peinada,
por la mañana siempre las cosas se ven más claras,
ni siquiera debiera recordar
las lágrimas de plomo de anoche,
lágrimas que pesan como pesa mi vientre,
los días grises,
como pesa el veneno que me diste,
inmenso,
y decías que el veneno
se guarda en botes pequeños.

Hoy muere,
despierto sin codicia,
sin ansias de nada,
ni siquiera de ti.

Hoy escribo,
siempre me fueron las historias cortas,
escritas en pergamino,
historias de servilleta,
dos cafés y una tostada integral,
compartir tanto en dos tazas y una platera.

El espejo me devuelve una sonrisa,
siempre lo hace cuando las cosas le salen bien,
a ese yo superficial,
mi super-yo,
imbécil independencia,
o tal vez consista en una autodependencia,
quien sabe.

Me interrumpe el amor,
muero.

2 comentarios:

Blogger theskomposiciones ha dicho...

me encanta el roto.


siguen sin gustarme los espejos,
no sé sí porque dicen la verdad
o no dejan de mentir...`pero en fin
creo que eso no dura mucho.


mali que tienes que estar superliada, y lo mismo andas
con guevo de curro, llegan noticias
de que hay mucho movimiento por el lepe.

unbeso
y que nos acordamols de ti.

ah que hoy te saludo theskopuestamente.

gsus

9:13 a. m.  
Blogger Francisco M. Ortega Palomares ha dicho...

No te mires en los espejos. Entra en ellos.

3:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal