martes, diciembre 05, 2006

Nieva

Hoy nieva,
madre,
pero no como entonces,

Hoy nieva,
pero no como antes,
Cómo cuando no existía, Yo.

Nieva,
como un llanto,
hondo y profundo.

No...
no...
escucha...,

Nieva
como un suave gemido,
un maullar de minina*
soplido de viento que no ruge,
que se ahoga,
o silva,
y recita mis versos,
al oído, dictados.

Hoy nieva,
por tu recuerdo,
y nievan risas,
nievan misterios,
que veo tus ojos
bajo las sombras del huerto,
y miro el veneno del paso del tiempo,

bajo las sombras del huerto,
no los encuentro.

Hoy nieva,
lapidan mis sueños,
pululan tus alas,
sobre mis hombros desiertos,
busco tu abrigo,
y no andas ahí dentro,
bajo la sombra del huerto,
me nievan los versos.

Hoy nieva,
nieva de nuevo.



(*"minina" es niña en portugués)

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal