viernes, octubre 27, 2006

Manzana que no late

Me entregas
esa manzana que no late
y no deja de batir las alas,
me encuentro en tu boca,

boca, que no siente ni padece
por mucho que yo me derrita tras ella,
mi reloj pierde sus arenas,
y se me pasa el arroz
si trato de que hables,

aun así, cada vez que te beso
siento el latir de mi corazón sobre tus labios,
y no quiere salir
ese pedacito de mirada gris,

amarguiña encuentro tras el ósculo no dado,
y te encierras en esa cavidad dónde no te encuentro,
dónde no te hayo

1 comentarios:

Blogger El Observador ha dicho...

Ei! Mira loq ue me he encontrau... :)

Saludos galaikos...

Cronos.

6:04 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal