sábado, octubre 14, 2006

Celos

Mío,Mío, Mío

Susurro, despierta,
anochece tras la claridad,
rompe el silencio, ese silencio,
cauteloso,
despiadado rombo que se clava en mis entrañas
acaricia el lado oculto de la luna, mi alma,
yace en el suelo, ese sentimiento,
apisoteado, roto
a cachitos de pétalos de rosa,
la esencia que se obtiene nada tiene
que ver con la flor no cortada,

se ha desvirgado la inocencia de un ser,
mágico, fantasioso,
donde se esconden los cocos,
el rojo y el acero se pueden unir
en un sólo sentido,
cuenta gotas de rocío tras las ventanas,
bañando pestañas,
abrasando la piel de la cara,

desplegando las alas,
ese ángel vengador,
ansía lo que alcanzar no puede,
disfrazando con besos
bajando faldas,
y siente, o no siente,
esa falta de sentido,
raciocinio agotado, corrupto,
sin distinguir lo malo, malo, malo,
la mente sólo atiende a una llamada

Mío, Mío, Mío,

susurro, como beso que despierta suave,
cauteloso,
y cierne una manta de celos,
sentimiento que imposibilita
el despegue.

Mío, Mío, Mío.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal