miércoles, octubre 18, 2006

cobardía

Ese rumor del agua se apaga,

se hace verdad,

olvidada escalera,

se extingue la llama,

mi llama,


en el tejado ruge el gato

que ayer maullaba

en entrañas abrasadas,

destrozas la mañana,

verso que partes mis palabras,


miras con tus ojos

desafiante,

llena de espuma,

rubia de bote,

ojos color aceituna,

con calva y sin bigote,


despistando el corazón

de esa bestia que baila por vos,

herida de bala,

pitón enrabiada,

cortando la nada,


encuentro el sabor a ron

en tu cama,

esa cama,


dices, rozando el perdón,

maldita palabra,

tu palabra,

que no importa nada,

tan sólo quiero besarte,

maldita almohada,


engancha la botella,

trago de alcohol

luna a ciegas,

pulmón absorbiendo trozos de estrellas,

humareda que refleja mitad de moro,

y de hierba buena,

esa hierba,


controla la bocanada de amor

sobrepasándome

el calor,

eres fiebre dentro de cualquier colchón,

ese es tu pedacito de cielo,

la frontera de caer o saltar,

tos seca al final del verso,


no soy tan valiente para preguntar que pasó,


por si pasó….

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal