miércoles, octubre 04, 2006

palabras

Imagen


para el ciego

caricia suave,

roce de pestañas,

cabello al viento,

ondea la bandera de los sueños,

olor a sal, a mar,

arena entre los dedos de los pies,

fría, anochecer oscuro,

ecos que recuerdan el ayer,

viento al fondo, muy al fondo,

olas zigzaguean entre las rocas

espuma, que salta entre gotas de rocío,

salpicando tras su espalda,

fundidos en el abrazo eterno


para el sordo,

ojos que miran ojos,

signando lo mismo que sentía esta mañana,

al despertar,

el pelo negro resalta su blanca piel,

huele a meses de invierno,

brilla en calor de sus ojos,

que miran el mar azul,

guarda secreto, que no comprendo,

pícara sonrisa a media asta,

rozando los dedos en mi espalda

bajo el abrigo, manos heladas,

regalmenta sin palabras.


para el demente,

sería reino de las maravillas

deficiencia absoluta de realidad,

dos gotas secas en la mejilla

dos velas encendidas sobre el mar

caricia suave y fuerte abrazo,

cariño que no creí necesitar,

cañones de sal, sal y mar,

que impiden la huída,

me persiguen los pasos de la codicia,

se agota el valor de la locura,


para el tetraplégico,

vuelo hacia el mar,

Sanpedro me transporta al cielo,

nubes en la ventana de la alcoba

veneno que creí necesitar,

y si pienso en ello,

me siento tres vértebras de más,

suena a crueldad,

mi media mitad,

que se interpone entre tu mentira y mi verdad,

me pica el pie izquierdo

cuando sé que vienes buscando besos,

quita tus ojos de mis ojos

que huele a fuego entre las sábanas.


---------------------------------------


sabiduría ebria, de esas que desaparecen a la mañana siguiente,

sigues siendo aquel niño grande de ayer,

no pretendo juzgarte,

mis años también los mueve el huracán,

parece que de nuevo vuelvo a empezar,

página en blanco.


---------------------------------------


los malos tiempos pasan,

y de esto hace ya diez años,

despierto,

abro los ojos bañados en llanto,

ni siquiera hace un año,

y mis lágrimas son igual de saladas que entonces,

siento el corazón en la garganta,

una amputación en alguna parte de mi pecho,

vacío, sequedad en los labios,

estiro los brazos, los dedos,

no puedo alcanzarlo,

ese recuerdo,

ese momento,

cuelgue,

descubrir que nunca jamás

volveré a ser feliz.


-----------------------------------


se me han caído tres pestañas

frente al espejo,

le he dejado mis tres deseos,

el de la vida,

el de la muerte,

el del veneno,

deseo de vida,

dulce, verano,

profundos encuentros,

caricias en el cuello,

deseo de muerte,

eterna muerte de sentimientos,

de dolores y tiempos adversos,

de colores oscuros, misterios,

de tentaciones,

dedos entre tu pelo,

deseo de veneno,

terminar quisiera este lamento,

deshojar, y destallar, oh! mis anhelos,

destrozar los aposentos del deseo,

tres pestañotas frente al espejo.


--------------------------------------


sangre caliente,

doliente,

como guepardo avanzas al horizonte,

sólo queda la muerte,

veneno que se esconde tras un bote de suero,

sangre caliente,

hirviente deseo de vida

que se agota a cada paso de mis días,

deja de hilar esa manta

que el frío se apaga mañana,

congelados quedarían mis segundos,

si así fuese,

oh! sangre caliente,

pensante,

cabeza llena de florituras,

deja de soñar atardeceres,

que no caben en tu cabeza dura

los sinsabores que esperan,

baja ya de los laureles,

que el tiempo agota tu suerte,

sangre doliente,

caliente,

enciende la luz,

ya acaba,

ya.


-------------------------------------


eres infiel alma,

como la inspiración

que se escapa al terminar mi verso,

eres infiel,

dolor, inmenso como el mar

que baña la playa,

y la boza,

eres infiel

como serpiente que ofrece la manzana,

pecadora,

porque gustas de placeres,

aguardas en la puerta de mis sueños,

y destrozas a base de deseos lo propuesto,

oh!, infiel,

cuando te da por escribir versos

a esos ojos,

a esos cuerpos,

abrasando,

pasando la llama de rama en rama,

y creer llegar al cielo,

infiel,

te engañas

y me engañas,

cuando dices que te apagas,

pompa de espuma,

que sube,

despegar cree,

sin gravedad alguna,

asciende,

e infiel,

la presión la explota,

se desvanece al tocarla,

inerte se posa entre mis dedos,

infiel,

sin ver el tiempo.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal