lunes, diciembre 20, 2010

De la sinrazón en la razón
quiero explicar espacios que no entiendo:
aquí... si no estoy con vos y te siento
allá... si con vos estoy y me muero.
tu escondida presencia
es un fulgor que canta o que suspira;
un susurro a la espalda,
o la caricia, un llama, o mecha, o delicia.

mi corazón, que ya no atiende a la conciencia
y a veces... con el aire que respira
late o se bate en una contienda
entre si amarte o amasarte espera.

Si tu mano en mi mano
coge una parte del mar que se bebe;
si la pluma o el tacto
son en tu fino amor latido breve;
si me absorbe tu piel y me envuelve tu carne.
Si sin vos ya no soy yo, ni yo soy la de antes.

prolongado latido
es en mi corazón lo que despiertas;
y vives recogido
siempre en mi sentido
no sufras, no mientas, no sientas
culpa, ni desquicies la cuenta de los segundos
que no paso contigo.

Alumbras y sostienes;
todo un universo;
estás conmigo... vienes
estás ausente... sostienes
y de un soplo, de un verso
el amor se mantiene en vilo.

a medio invierno, con los pájaros mojados
bajo las hojas de un limonero.
El mar de mi corazón bajo tu mano
y un verso de ayer en el oído
(amante, amor, amigo).

Es golondrina la que ha venido con su tiempo,
al cielo de este cielo que me has dado,
que has hecho y rehecho en este cuento
más tu qué yo, que solo verso...
con tu sabor y tu clara compañía
y el calor de tu pecho en mi abrazo
y tu brazo que ya siento como mío.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal