lunes, diciembre 06, 2010

Pero nunca será. Tú no eres ésa,
yo no soy ése, ésos, los que fuimos
antes de ser nosotros.
Eras sí pero ahora
suenas un poco a mí.
Era sí pero ahora
vengo un poco de ti.
Benedetti


Puede que descubra entre las sombras
la profundidad de tu mirada, y me ahogue,
o puede, simplemente,
que se agote esa duda que siempre me colma,
un futuro en el que no me hallo,
sola como antes,
puede que extirpe mi duda en las mañanas,
cuando busco tu caricia entre las sábanas.

A veces, me miro desde los ojos de los demás,
esos ojos ciegos que observan un nosotros,
y sonrío,
otras veces me da pavor,
me pregunto tres pourquoi,
y sí que sonrío.

Vendo mis ojos, ciegos,
a ese tiempo que corre en las agujas, y que
a veces vuela, me reflejo en tus pupilas dije,
es irónico que ocurra ahora,
o entonces,
y que ya no conciba aquella soledad, que anhelo a veces,
es difícil acostumbrarse a este nosotros,
y mirarme al espejo, en tu ausencia,
contando los segundos que me quedan.

Esta noche, otra noche
tú estarás,
tibia estarás al alcance de mis ojos,
lejos ya de la ausencia que no nos pertenece.
Benedetti

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal