domingo, diciembre 12, 2010

Para qué sirve tanto amar,
si soy sin vos un elemento
que me uno y me desuno,
y que bailo con el viento.

Para qué sirve tanto amar,
dime mar acaudalado,
tú que sabes abundar,
tú que cuánto y tanto eres,
de qué me sirve tanto amar.

Para qué sirve tanto amar,
dime dolor endiablado,
que te metes en mis sienes,
y me vienes a pesar
de qué me sirve tanto amar.

Para qué estar amando,
corazón dime, o latido,
para qué me sirve que yo ame,
con latidos palpitantes,
que me vienen a alumbrar.

Para qué me sirve amar,
Felicidad, qué todo lo cambias,
qué me dices, qué me hablas
de qué me sirve este amor,
que poco a poco me avasalla
y me hace naufragar en abrazos
y me abrasa.

Para qué sirve, para qué amar,
dime suave golondrina,
que el tiempo agotas al alba,
de qué sirve amar tanto,
en este vuelo hacia el cielo.

Para qué sirve estar amando,
dime Flor que estás naciendo
abriendo tus pétalos bajo el Sol,
de qué sirve amar tanto,
sólo tengo un corazón.

Para qué sirve el amor,
dime misterio qué descubrimos los dos,
qué es lo que estás buscando
fuerza infinita que he encontrado,
qué estás buscando,
qué has hallado, si son dos cuerpos
que están amando…

Para qué sirve este amor
si ya te quise antes de amarte,
y ya te quiero amor, ya hallado,
para qué sirve amarte tanto.

Dime amor qué he encontrado,
qué es este loco corazón
o voz, o salto,
dime por qué, para qué amo tanto.

Este amor, ingrediente o materia,
que no sospeché tan profundo,
que ya sólo sé amar y amar,
más y más amor, ansío
no me responde el viento,
ni el mar, ni el cielo,
nadie sabe para qué sirve este amor que siento.

De qué sirve tanto amar
esto es un ruego,
no una pregunta ni una respuesta,
de qué me sirve amar tanto
de qué me hablas veneno,
que te metiste en mis venas,
que me diste desconsuelo,
que soy ahora una llama,
o el oxígeno, de este fuego.


Doblo las estrofas de este poema,
palabras que he recogido,
este amor es una escalera,
un camino recorrido.
de qué me sirve amar tanto
son las cosas que te digo,
que me dices, te reservas,
este amor llegará alto,
y puede que en el camino,
juntos descubramos,
que el amor no es el destino
es lo que andamos trabajando.

1 comentarios:

Anonymous Martín ha dicho...

¿Para qué sirve? uff, qué pregunat, pero más aún esa manera de amar.¿Eso que sientes es lo que vives, o es lo que anhelas? si es lo que vive, qué maravilla. Si lo que anhelas, qué sueño tan vivo!

10:50 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal