martes, mayo 26, 2009

Cinco minutos frente al espejo,
tengo, tengo, tengo,
Tú no tienes nada....

Mali, enero 2008

Esta noche es una quimera,
es el cuento de cerebros huecos,
él la historia que nunca me llena
y, a veces, retuerce mis sesos.

Esta fábula no empieza ni acaba,
no es verso de recuerdos ciertos,
es un sueño que cree con alas,
es el segundo en que muere el tiempo.

Esos ojos no son de azabache,
esa piel no es de ternero,
ese miedo no es de serpiente,
ese cielo no te pertenece,
esa mentira no es de verdad,
esa niña es una curiosa,
esa puerta, no la abras,
huye...

3 comentarios:

Blogger Francisco Javier DC ha dicho...

¿Por qué desde Mayo?

boligrafos; 7:32am.

Leo más tarde; clair.

bonjour

11:58 p. m.  
Blogger Brugals ha dicho...

Me gusta! xD

10:26 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Menuda sorpresa.
Tremenda armadura.
Este parece ser tu espacio,
tu tiempo, tu soledad...
Este parece tu rincón,
tu gruta, tu pasadizo...
Este es tu veneno,
tu medicina, tu enfermedad...
Este es el territorio que guardan desconfiados tus ojos negros...
Esta es tu desnudez...
Tremenda armadura llevas puesta... o será que no te conozco lo sufiente.

Jaime A.V.

7:33 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal