lunes, enero 28, 2008

Voz que se apagó, y quedó en el olvido,
nace de nuevo, ahora,
vagando en el pensamiento tras el último suspiro
con el silencio, ese, al que no te atreves a gritar,
contra el que no quedan versos,
ni canciones que ocultar,
silencio que abrasa las entrañas,
que duele siempre, como si el tiempo no hubiera pasado,
¿qué esperanza, qué lamento o sollozo, viento o versos, qué demonios destronarán ese silencio?

---------------------------

Descubro mis ojos llorosos, mirando al vacío,
pared inerte, o al aire invisible,
descubro mis oídos sordos, u oyentes de un silencio absurdo,
sin lejanos sonidos,
descubro mi boca entreabierta, mis manos cogidas, mis pies cansados,
descubro mi cama deshecha, mis lágrimas frías, melena revuelta,
descubro mis sueños marchitos, mis versos perdidos, mi inocencia muerta,
descubro la fruta prohibida, el castigo cerca, la muerte presente.
Ventanas abiertas.

1 comentarios:

Blogger amoremachine ha dicho...

mi voz no t olvida.

¿qué tal en carnival?
y la cuaresma?

3:39 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal