jueves, enero 22, 2009

Menos de cincuenta días,
no es tiempo,
es una eternidad hecha a medida,
es la cuenta de un reloj reloj de arena parabólico,
es el microsegundo de un reloj parado,
es un Hiro Nakamura aletargado,
es mis ojos en tus ojos y en tus labios.

Menos de cincuenta días,
no es tiempo,
porque ya no existe,
porque es imperecedero,
porque es luz renovable,
porque me miras y me devoras,
porque te miro y me reflejas,
porque eres Tú: Felicidad.
porque no estás
y estás a mi lado,
porque me acaricias entre las sábanas
y no estás,
pero estás a mi lado,
porque me miro al espejo,
y me sonríes,
sin estar,
porque te siento respirar,
y no estás junto a mi almohada,
y sin estar te siento.

Menos de cincuenta días,
no es tiempo,
destronemos a ese orgulloso desdentado,
llevémosle a un horizonte alado,
bañémosle con una dicha etérea,
contámosle ese cuento infinito,
en el que te busco,
y sin estar,
estás tan cerca.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal