sábado, junio 10, 2006

Conjugando el verbo amar

Sentada en la playa,

he escuchado el estallar de las olas

me dicen que no hay medicinas

para curar

la regadera de mi cabeza.


Tengo hambre de tus celos,

de tus dedos,

de tus miedos,

de las lunas que nos vieron trasnochar,

conjugando el verbo amar,

he descubierto que te echo de menos,

como antes te echaba de más.


La marea de lamentos,

me hace estallar,

entierro en un agujero,

el corazón,

y las buenas intenciones,

y me echo a la mar.


Tengo las entrañas

siempre abiertas,

y secas,

ya no me riegas,

ni me niegas,

mi mirada no te arde,

conjugando el verbo amar

he descubierto que te echo de menos

como antes te echaba de más.


Contando las gotas de mar,

se me apaga la esperanza

de volverte a reír,

de mostrarte un cielo lleno de estrellas,

y romper las murallas,

que no me dejan ser.


Tengo las pestañas

despegadas,

de las noches en vela,

las manos atadas

al candado de tus palabras,

la lengua muerta de hambre,

y en las entrañas mariposas,

conjugando el verbo amar,

he descubierto que te echo de menos

como antes te echaba de más.

1 comentarios:

Blogger Enlabiadores ha dicho...

Conjugando el verbo amar

Sentada en la playa,

he escuchado el estallar de las olas

me dicen que no hay medicinas

para curar

la regadera de mi cabeza.

Tengo hambre de tus celos,

de tus dedos,

de tus miedos,

de las lunas que nos vieron trasnochar.

Conjugando el verbo amar,

he descubierto que te echo de menos,

como antes te echaba de más.

La marea de lamentos,

me hace estallar,

entierro en un agujero,

el corazón,

y las buenas intenciones,

y me echo a la mar.

Tengo las entrañas

siempre abiertas,

y secas,

ya no me riegas,

ni me niegas,

mi mirada no te arde.

Conjugando el verbo amar

he descubierto que te echo de menos

como antes te echaba de más.

Contando las gotas de mar,

se me apaga la esperanza

de volverte a reír,

de mostrarte un cielo lleno de estrellas,

y romper las murallas,

que no me dejan ser.


Tengo las pestañas

despegadas,

de las noches en vela,

las manos atadas

al candado de tus palabras,

la lengua muerta de hambre,

y en las entrañas mariposas.

Conjugando el verbo amar,

he descubierto que te echo de menos

como antes te echaba de más.

Así estaría bien puntuada la poesía. La Estrofa "Conjugado el verbo amar..." debe ir separada de las demás por un punto y aparte.

Muy buena la poesía, me ha sorprendido. Espero que no te moleste la corrección. Un beso.

1:18 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal