viernes, abril 14, 2006

la calle donde se pierden los sueños

Juego al silencio
por fuera y por dentro,
los ojos son dos cubitos de hielo
derritiéndose bajo el sol seco,
y voy siguiendo,
torciendo los versos que cuentan los cuentos,
me hieren los entierros
que pasan por mi puerta todos los días,
vivo en la calle cementerio,
la calle donde se pierden los sueños,
donde las heridas no cierran.

Y miro los ojos rojos,
se me encojen las venas,
me estallan los recuerdos,
reviento trocitos de pena
y en mis entrañas tempestad
bajo dermis encrespada,
y siento en mi nuca mil versos

y puede que la vida,
o la muerte,
sea tan solo eso
palabras de un triste sueño.

“¿Por qué el mundo soñado no es el mismo
que este mundo de muerte a manos llenas”*

* (Hasta Mañana, MARIO BENEDETTI)

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal